La libertad de elegir

“Soy Libre, uso Software Libre”, hermosa frase, ¿cuantas veces hemos pasado por alto el tema de nuestras libertades?, damos por sentado que somos libres, que merecemos ser libres y que, en definitiva la libertad es un ingrediente más de nuestras vidas. Pero, ¿hasta donde llegan mis libertades?¿somos realmente libres y libres para qué?

En el contexto del software, tenemos (la mayoría en el mundo) la opción de elegir, estamos a unos pocos clic de bajar cualquier programa, instalarlo y usarlo, pero hasta aquí no estamos hablando de “libertad en ejercicio”, es solo la opción de elegir.

“Podemos usar el software de nuestros equipos como se nos plasca”?¿?¿?… en teoría si, pero solo en teoría, existen muchos otros parámetros que nos restringen y encasillan nuestras necesidades a las “opciones” de las cuales somos conscientes, este punto está directamente sujeto al nivel de conocimiento específico al área informática/ética, pero ¿puedo usar este o ese software para hacer daño?… claro que puedes, eres libre, pero ¿debes?

Hasta ahora estamos hablando acerca de lo que las leyes “nos permiten” hacer, pero la verdadera libertad no está sujeta a las leyes del mundo, es más profundo, delicado y lindo el tema, la libertad es un inmenso poder que te ha sido regalado y “cargado en la bios de tu alma”, entonces ¿cuando usamos esa libertad?, la usamos a cada momento, la medida de nuestra libertad está sujeta al nivel de consciencia de amor que sentimos por todo y todos los que nos rodean, me explico: podría crear un supervirus que te contamine tu computadora y la verdad es que me daría lo mismo si pierdes todo su contenido en la infección, pero la cosa cambia radicalmente si ese mismo supervirus se lo envío a un ser querido, mmm ya no quiero que se contamine su computadora, nisiquiera que le de la molestia de tener que eliminarlo, me preocupo de lo que le podría afectar, entonces opto por no “afectarlo”, pero ese razonamento es interno, personal, íntimo, es en ese terreno en que la libertad se mueve, lo mismo da si lo aplicamos al software privativo, libre como a nuestra vida cotidiana.

Es cierto que tenemos la libertad de elegir, y conscientes o no lo hacemos bajo el nivel de amor que sentimos por todo lo que nos rodea, el amor es libertad, ese es el parámetro ideal de sopesar tus actos.

Fuente: Mejor Cámbiese

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: